El fin del sueño llegó. No hubo milagro ni epopeya para los jugadores de la Selección sub-20 de Argentina en el Mundial de Corea del Sur. Tras perder contra Inglaterra (3-0) y el local (1-2), los argentinos se llenaron de esperanzas por pasar la fase de grupos al vencer a la selección de Guinea por 5-0. Tras una pésima y decantada actuación en los dos primeros partidos, el único objetivo que pudieron cumplir fue el de “golear y esperar” para clasificarse como uno de los mejores terceros. Vaya paradoja que tampoco se dio. Nada le salió bien al conjunto nacional. Los resultados no le dieron una mano: Costa Rica le ganó ayer a Zambia por 1-0, luego Italia y Japón empataron 2-2 en un final escandaloso en el que la pasividad de los equipos quedó en evidencia, puesto que con el empate se clasificaban ambos; y hoy el empate 1-1 entre Estados Unidos y Arabia Saudita le terminó de cerrar la puerta al seleccionado de Claudio Úbeda.

No es sorpresa la precoz eliminación de la Selección Argentina si retrocedemos en el tiempo sólo unos meses. Es menester recordar cómo se clasificó éste mismo equipo a la gran cita en Corea del Sur. Argentina debía ganarle a Venezuela por 5-0 para no depender de nadie en el Sudamericano de Ecuador, pero sólo logró convertirle dos goles. Otra vez, la única opción era esperar un resultado que lo favorezca en el partido entre Colombia y Brasil. El empate en cero le dio el boleto al conjunto de Úbeda, que se subió al tren en movimiento. Tras tanta crítica hacia el técnico y el mal funcionamiento del equipo, un momento de respiro.

No es casualidad que todo termine así, desde octubre de 2016, cuando designaron al ex Racing como director técnico de la sub-20, el desarrollo se viene dando para verse como la Crónica de un mundial anunciado. Con la llegada a la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) de la Comisión Regularizadora se abrió la licitación para presentar proyectos con el fin de encargarse de las divisiones juveniles de la selección. 44 carpetas fueron presentadas en AFA, entre ellas figuraban nombres como Cesar Luis Menotti, Enrique Borrelli y Claudio Vivas. Sin embargo, el comité encargado decidió dejar a cargo a Claudio Úbeda, que no había presentado ningún proyecto. Un papelón más de la asociación madre del fútbol argentino.

“En la etapa formativa la competición es una muestra y un estímulo, pero no es el fin”, dijo una vez José Pekerman. Los dirigentes no son conscientes de la magnitud que conllevan estos fracasos. No por los resultados, sino porque muestra que no hay desarrollo ni crecimiento en los juveniles, mucho menos una manera de hacer las cosas. Una sencilla reflexión para ver las consecuencias que puede generar esta mala época del fútbol juvenil argentino: la mejor camada de jugadores consiguió 5 mundiales sub-20 entre 1995 y 2007, pero no logró ningún título mayor. Hoy el futuro es incierto para la selección mayor, aunque el peso de sus individualidades haga la diferencia en el mundo.

Quedaron en el pasado los 12 años de gloria con Pekerman a la cabeza. Los 5 mundiales (1995, 1997, 2001, 2005 y 2011) y las dos medallas de oro conseguidas (2004 y 2008) ahora brillan frente a las dos ausencias en los mundiales de Egipto 2009 y Turquía 2013. Úbeda tiene los días contados desde la llegada de Claudio Tapia a la presidencia de la AFA y con el fin del sueño mundialista también llegará el suyo. Ya van más de 10 años sin que los juveniles de argentina tengan un proyecto que los proteja y los ayude en su desarrollo. Con la contratación de Jorge Sampaoli a la mayor, se avecina un nuevo comienzo. Esperemos que el resplandor también le llegue a los más jóvenes.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s