El fútbol es considerado uno de los deportes más practicados y vistos del mundo y es tal vez la poca inclusión de la tecnología lo que lo hace mantenerse en lo más alto, siendo más propenso al error y a lo impensado. Sin embargo, a pesar de dar sus primeros pasos con el VAR durante torneos organizados por la FIFA, la cuestión ya se profundizó en el detrás de cámara.

Todo cambia en el mundo donde la tecnología avanza cada día un poco más, hasta el fútbol. Los partidos son más rápidos y dinámicos que antes, por lo que provoca que además de entrenar a los jugadores física y técnicamente, también haya que hacerlo mentalmente. Asimismo, también los métodos contemporáneos utilizados por los técnicos obligan a los futbolistas a ser más fuertes y capaces en su faceta cognitiva. Esto abarca la concentración, la rapidez para procesar la información, la visualización del campo de juego y la velocidad en la toma de decisiones.

“Físicamente, no hay mucho espacio de mejora, según los estudios científicos del esfuerzo físico de los jugadores. Donde sí podemos mejorar es en el potencial mental. Muchas áreas mentales aún no se utilizan durante el juego. Se trata de aumentar la capacidad de procesar informaciones, seleccionar cuáles son importantes y tomar las decisiones adecuadas”, comentó Julian Nagelsmann en una entrevista con El País. El TSG 1899 Hoffenheim de Alemania, equipo que dirige, lo tiene bien claro, puesto que desarrolló, junto a la empresa de soluciones de software SAP (su máximo accionista), el Sistema “Helix” para poder entrenar la velocidad del pensamiento.

helix

 

La herramienta tecnológica es una pantalla curva de 180 grados, donde jugadores de dos equipos aparecen en frente del futbolista humano y se dispersan por todo el campo, luego el participante tiene que identificarlos antes de que se vuelvan a mover.  De esta manera, el cuerpo técnico del club logra entrenar principalmente en sus dirigidos la visión periférica y la capacidad para seguir el juego, que repercute directamente en la toma de decisiones.

Los jugadores del Hoffenheim cada principio de temporada pasan por una serie de ejercicios que evalúan sus capacidades cognitivas. Los de menor rendimiento son los primeros en pasar al Helix. Cuenta el psicólogo Jan Mayer, parte del cuerpo técnico del equipo que competirá en la Champions League el próximo año, que los mejores frente a la herramienta tecnológica son los que mejores se desempeñan en la cancha.

Sin embargo, no todos los clubes cuentan con la financiación ni con los recursos necesarios para tener la tecnología del Hoffenheim, por lo que otras variantes de entrenamientos mentales se llevan a cabo. Grandes equipos de Europa, como el Manchester United, el Olympique de Lyon, entre otros, realizan ejercicios de seguimiento de varios objetos durante su preparación, ya sea con IPads u otras herramientas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s